La Gran Noria de Alderdi-Eder

La hemos visto creciente, menguante, iluminar la noche, lucir durante el día…

Llegó desde Alemania para mimetizarse en el paisaje donostiarra por sus colores blanco y azul… pero era imposible pasar desapercibida con sus 50 metros de diámetro.

Durante algo más de dos meses ha sido la estrella de la ciudad, objetivo de miles de cámaras y trending topic en todas las Redes Sociales.

Contra viento y marea ha permanecido erguida y girando, pero tras recibir a 90.000 viajeros y ante la amenaza de Helena tuvo que sucumbir y despojarse temporalmente de sus 36 góndolas.

Esta semana lo hace definitivamente, la Royal Bavaria Wheel se despide de nuestra ciudad y emprenderá viaje hacia Burdeos.

Se comenta que para las próximas Navidades volveremos a tener otra Gran Noria… dicen que una más grande y durante más tiempo.

Lucía de día…
Brillaba de noche…
Vistas desde las alturas. Fotografía de David Altuna.
Esperando, sin góndolas, la llegada del temporal
Así ha posado durante el desmontaje, paralizado por algún problemilla de Seguridad Laboral y papeleo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *