Y ahora qué???

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora que ya nos hemos presentado os voy a poner un poquito más al día.

Tras casi 24 años en la misma empresa y por motivos personales decidí abandonar esa zona de confort y aventurarme en algo nuevo que me permitiera disponer de más tiempo libre para poder disfrutar de la vida.

El cambio era importante; desde que terminé los estudios he estado trabajando de sol a sol y mucho más en mi último puesto. No ha sido una decisión a la ligera ni repentina sino todo lo contrario, premedita y con alevosía.

Pero cuán diferente es la idea y planes que uno se hace, de la realidad.

Con una fecha en mente para dejar el trabajo y todo organizado hasta el final de pronto y con una semana de antelación me encuentro de patitas en la calle, literal!!!

El sentimiento de fracaso, desconfianza y humillación inundó todo mi ser. Era viernes así que pasé el fin de semana de la mejor manera posible pero el lunes cuando sonó el despertador para ir a trabajar fue como un jarro de agua fria… ¿qué trabajo? Si ya no tengo trabajo, y qué voy a hacer ahora? Ese lunes anduve como un pulpo en un garaje pero enseguida reorganicé mis tareas y ahora, un año después no me sobra un segundo, sigo necesitando que el día tenga más de 24 horas.

Y aquí me tenéis, compartiendo con vosotros mis pensamientos, mis experiencias, mi particular visión de la vida… y con un único objetivo, haceros sonreír cada día… porque todo es más fácil y no hay nada más bello que un rostro sonriente 🙂

 

Etiquetado con

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *