Ulhas, la alegría de Mariel

Mariel Nogueira abre las puertas de la Alegría en San Sebastián; sí, porque ése es el significado de Ulhas.

Un viaje a la India fue la mecha de este proyecto que Mariel comparte con su socia y madre, Mertxe Nogueira.

Amante de la estética en general decidió cursar Interiorismo en Irún y terminar en la Ciudad Condal. Tras un tiempo trabajando en esta rama se dio cuenta de que realmente no era su verdadera pasión.

En una época en la que intentaba descubrir lo que de verdad le gustaba, algo que marcara su camino, que le apasionara y le llenara, emprendió un viaje a la India con un objetivo laboral que no llegó a buen puerto.

Una estancia de dos meses en ese país le proporcionó muchas experiencias, conocimientos y descubrimientos… y fue en el interior, la zona menos turística, donde descubrió su pequeño filón.

Aún sonríe al recordar cuánto disfrutó viendo cómo trabajaban el latón, trataban el cuero y se embelesó con la amplia industria textil y la estampación manual.

 

 

Los tops que antiguamente las mujeres indias llevaban bajo el Sari eran de seda que hoy ha sido sustituida por tejidos más cómodos como el algodón con elastán. Mariel tuvo la oportunidad de comprar un par de esas blusas que aún confeccionan para el turismo.

Maravillada por la calidad de la confección y de unas telas estampadas manualmente que descubrió en otro momento, mandó confeccionar unas cuantas que se trajo a San Sebastián al término de su aventura.

Ulhasnagar, una población situada a 60 Km. de Bombay es el origen del nombre de su colección y tienda. Ulhas es el nombre del río que atravesaba la zona y que en hindi significa Alegría; como la que transmiten los tejidos tan coloridos típicos de la zona.

 

 

Sus blusas causaron furor entre la gente de su entorno y a través de contactos acabó vendiéndolas en diferentes tiendas.   Fue tal la aceptación y el éxito de los estampados que le incitaron a hacer también vestidos con esos tejidos.

Una vez la semilla de los vestidos sembrada… no tenía ni idea de cómo confeccionarlos, dónde hacerlo, cómo venderlos… pero…

¿y por qué no intentarlo?

Durante un año estuvo dando clases de patronaje con su amiga Iraia Oiartzabal, cursó otro en la Academia y Estudio de Moda Asun Domínguez y, con lo que aprendió, dibujó sus primeros bocetos.

Las blusas las confeccionó en India pero tenía claro que no podía hacer lo mismo con los vestidos.   Crear una línea de ropa en San Sebastián y confeccionarla en India era inviable por el tiempo, el esfuerzo y el coste que iba a suponer.   Sus prototipos acabaron en Hazlan, el taller de confección dirigido por Marian Irastorza; se modificaron y ajustaron y desde entonces trabajan juntas. Mariel esboza los diseños y Marian se encarga del patronaje y confección.

Entre tanto, Mariel trabajaba en tiendas de ropa y seguía dando vueltas a su futuro y cómo sacar a la venta su marca. Podía seguir trabajando en el comercio textil, dónde enseguida tocabas techo, y vender sus prendas a través de diferentes comercios… o, abrir su propio negocio incluyendo la marca de la casa. ¿Quién mejor para venderla y defenderla que su propia creadora y a precios más competitivos al no verse incrementados por terceras personas?.

La primera opción se alargaba bastante en el tiempo y quería que las cosas fluyeran pero para la segunda hacía falta invertir… Afortunadamente, se presentó la oportunidad y con su madre como socia pusieron en marcha la apertura de su propio negocio.

 

Ulhas – c/. Etxaide, 1 – San Sebastián

Desde los inicios, Mariel se ha sentido arropada por familiares y amigos que ayudaron a limpiar y pintar el local; siempre respaldada por su madre con la que hace un buen tándem y reparten tareas. Reconoce que a ella le gusta gestionar las compras, las colecciones, la selección de prendas, los tejidos… pero del tema administrativo, del que no entiende nada, se ocupa su madre que poco a poco le va enseñando.

La calle Etxaide cuenta desde el mes de Abril con un nuevo comercio de moda femenina. En el amplio local que durante años ocupó una conocida Agencia de Viajes, Mariel ofrece diferentes marcas, en su mayoría nacionales, muy concienciadas con la moda responsable. Y, por supuesto, su propia marca ULHAS.

Los grandes escaparates llaman la atención por las puestas en escena de Karol Orive.

 

Disfruta de un té mientras compras… ¡Practica el ‘Slow Shopping’!

La planta baja cuenta con una agradable zona de estar en la que se irán impartiendo talleres sobre moda con la colaboración de la asesora de imagen Aitziber Badiola.  

 

‘Estudio de la Silueta’ impartido por Aitziber Badiola

La primera temporada ha sido bastante positiva y Mariel transmite una gran alegría al admitir que su propia marca ha tenido muy buena aceptación.

 

Carmen, Martina, Miguela… Personas importantes de su vida que inspiran y dan nombre a sus diseños.

Los tejidos siguen llegando de la India. Conoce el producto, el taller de estampación, a las personas que lo regentan; la confianza y buena sintonía entre ambas partes le facilita la elección de los estampados a pesar de tener que hacerla de manera algo rudimentaria a través de imágenes. Los tintes son naturales, los tejidos vienen lavados y no destiñen y aunque hasta la recepción no sabe con exactitud el tono final, reconoce que siempre le sorprenden gratamente.

 

Jamaal y Rajeev en su taller de Jaipur donde confeccionan las telas para Ulhas.

 

Promete que la siguiente colección será más amplia pero para conocerla tendremos que esperar hasta el año que viene, porque Ulhas hiberna y solo luce en sus escaparates durante los meses de primavera y verano.

 

 

La selección de marcas para esta temporada Otoño-Invierno es muy interesante, pequeños proveedores que valoran la exclusividad, prácticamente todo producto nacional a excepción de una casa portuguesa.

 

 

Bien es conocida la calidad de las prendas confeccionadas en el país vecino pero de un tiempo a esta parte han mejorado mucho en el diseño. Filomena Ferreira proviene de una familia de tradición textil que decidió crear su propia línea de moda femenina, Philomena; prendas sencillas y cómodas.

El Made in Spain estará representado por las cuidadas prendas de Triana by C inspiradas en su ciudad: Bilbao; las originales camisetas estampadas con las ilustraciones de Atakontu; los vaqueros de los albaceteños Capitán Denim que cuentan con el certificado de moda sostenible 100%. Y por supuesto, no faltarán las cazadoras vaqueras de Flaman de corte inspirado en los 80 y 90, forradas con los tejidos que Mariel trae de la India, en exclusiva para Ulhas.

 

La Tristán de Flaman con forro de Ulhas, una colaboración que levanta pasiones.

Fabricados artesanalmente con diseños atemporales y un toque retro; así son los bolsos de piel de la madrileña marca The Code. Desde Mallorca, para el verano, con una larga tradición familiar cestera llegarán las modernas propuestas de Cuquetes Design.

Puedes completar el look con la joyería impresa en 3D de la ilustradora María Romero Laspiur o con las joyas hechas a mano e inspiradas en la naturaleza y fases lunares de Fauna y Flora.

 

 

Y para los lluviosos días a los que nos acostumbra nuestra ciudad, los botines de agua de Igor.

 

 

 

Ulhas ha desembarcado con alegría en la calle Etxaide.

Ya tienes una razón más para acercarte a la ‘Pequeña Milla de Oro donostiarra’.



3 comentarios sobre “Ulhas, la alegría de Mariel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *