Una comparsa florida

Jueves Gordo, Viernes Flaco, Sábado Regular, Domingo, Lunes, Martes Carnaval, el Miércoles de Ceniza y el Jueves a estudiar…

Una semana llena de color, fiesta, alegría, música, baile que sufrió cambios, restricciones y prohibiciones a lo largo de su historia.

Las primeras referencias al Carnaval de San Sebastián son de 1814 pero no es hasta 1900 cuando realmente despunta por su espectacularidad comparándolo incluso con el de Venecia. En 1924 se decretó la prohibición del juego y la celebración del Carnaval en las calles. Y no fue hasta 1978 cuando el Centro de Atracción y Turismo recuperó la tradición del Carnaval. Desde entonces, cada año, la visita del dios Momo es de las más esperadas.

Este año 2021 ha sido el señor Coronavirus el que una vez más ha impedido la celebración de un festejo y la ciudad se ha quedado sin su alegre Carnaval. No así en Barrio San Martín que han querido llenar sus calles de color. El alma del Carnaval está presente en los negocios de esta zona del centro de San Sebastián en forma de exposición. Un guiño a la alegría, a los cantos, bailes y desfiles. Un homenaje a Eskola y su Comparsa de Jardineros.

Schola Cantorum, hoy Eskola, nació en 1940 y en 1955 cambió de sede trasladándose de la Parte Vieja a la Cuesta de Aldapeta.

En 1979, con el resurgir del Carnaval organizan su primera comparsa con carroza incluida que titulan Samba Universal obteniendo el premio a la mejor comparsa y un diploma de honor. Y no faltaron a su cita en los años sucesivos.

En 1980 representaron a los pájaros Tucanes. En 1981 lucieron como Candelabros. En el 82 representan su primer tema mitológico, el Akelarre. El 83 fue el año de los Cielos del País Vasco que una vez más les hizo ganar el primer premio. El Sol y las Estrellas brillaron en el 84. La alegría del folclore andaluz recorrió las calles en el 85. Los Arcoíris del 86 fueron premiados por su originalidad y también consiguieron el trofeo La Kabutzia. En el 87 rindieron homenaje a la ciudad con su traje Txuri-Urdin. Bailaron al son de la música de Bixen Beltrán y el grupo Kazkabarra consiguiendo así el premio a la ambientación, y el trofeo ‘al donostiarrismo’ de La Kabutzia. Ellos las prefieren gordas ó La comparsa de la risa fue el tema de 1988 premiado por su originalidad, premio al humor del Bodegón Anastasio y los trofeos Maxim’s y Kokolo. Premio al colorido en 1989 por sus trajes de Gallos de pelea y pollitos y en 1990 regresaron a los temas mitológicos con su representación de Dragones

 

Kandelabroak 1981

Pottolak 1988

En el año 1999 deciden representar la Comparsa de Jardineros ó Jardinzayen Konpartsa y reciben el primer premio del Concurso de Comparsas del carnaval donostiarra.

Finalmente en 2001 se desmarcan de dicho concurso con el propósito de impulsar el carnaval autóctono donostiarra y recuperar de manera estable la Comparsa de Jardineros.

Comparsa de Jardineros

Una de las comparsas más antiguas de la historia de San Sebastián.

La primera representación de Jardinzayen konpartsa ó Comparsa de Jardineros se remonta al 29 de enero de 1818 y se realizaron once representaciones hasta el año 1887 que desapareció.

Pasa el tiempo y en 1981, una cuadrilla de Hernani trata de recuperarla para el carnaval. Hicieron otro intento en junio de 1992, fiestas de San Juan, basándose en la representación de 1887.

En 1998, los promotores de la comparsa de Caldereros de Gros, recuperan las músicas de comparsas de la ciudad y graban un disco con las mismas, y entre ellas se encontraban las de la Comparsa de Jardineros. Música que utilizó Eskola en 1999 cuando la recuperó.

El atuendo de la comparsa ha ido cambiando según la época tal y como cuantan algunas de las canciones. Hoy en día el grupo Eskola viste un traje basado en un dibujo de jardinero del siglo XIX adornado con unos tocados recubiertos de flores, muy utilizados en las representaciones de diferentes carnavales de Euskal herria.

La música y letra de las canciones no siempre ha sido la misma. Se tiene constancia de la correspondiente a la comparsa de 1850, compuesta por el maestro José Juan Santesteban y la de 1884 compuesta por el maestro Raimundo Sarriegui. Entre estas músicas destacan los zortzikos y las contradanzas así como alguna marcha.

 

La Comparsa de Jardineros no es una más que va por la calle alegrando la ciudad y en la que sus miembros cantamos, bailamos y nos lo pasamos bien. Además de esto estamos mostrando a la gente parte de su historia y su cultura. Una parte de la cultura que por diferentes razones desapareció durante muchos años, no de los archivos pero sí de la vista pública. Por eso es importante que sepamos divulgarla y representarla con la dignidad que merece ya que la alegría y el buen humor de la fiesta no están reñidos con la buena presentación y ejecución de la comparsa.

-Eskola-

Aquí tenéis una muestra de la exposición que ha organizado Barrio San Martín

Os recomiendo seguir su cuenta de Instagram o Facebook para no perderos detalle de los negocios que lo componen y todas las iniciativas que están llevando a cabo. Un barrio con carácter donde descubrir grandes comercios y servicios. Está ubicado en el triángulo que forman las calles Easo, San Bartolomé y Zubieta.

 

¡Nos vemos en el Carnaval 2022!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.